Tolerar la incertidumbre

Desde que comenzó la pandemia una de las cosas que más nos preguntamos todos es: ¿Cuándo va a acabar esto?. Algunos son más optimistas y otros menos, pero lo que está claro es que la respuesta aún es una incógnita.

 

Para la mayoría de las personas no saber algo es un problema, los seres humanos somos curiosos y durante toda la historia de la humanidad hemos querido entender y dar respuesta a esas preguntas que no la tenían. De hecho, incluso cuando no sabemos ciertas cosas a ciencia cierta, buscamos una explicación que nos calme la duda y angustia que nos genera la incertidumbre. 

Pero… ¿Qué es eso de la incertidumbre? y sobre todo ¿qué nos genera? 

Entendemos como incertidumbre esa inquietud que se genera en nosotros cuando no conocemos la respuesta de algo. Esta inquietud puede ir acompañada de miedo, de angustia, de tristeza o de inseguridad. Sea como sea y venga acompañada de lo que venga es algo que no es fácil de gestionar. 

 

En primer lugar, debemos entender que la incertidumbre es una emoción a la que ahora mismo estamos más desacostumbrados. En un siglo en el que solo necesitas un ordenador para acceder a una cantidad enorme de respuestas, el enfrentamiento con la incertidumbre es mucho menor. Las personas que ahora son nuestros mayores suelen tolerar mejor estas situaciones y esta emoción en concreto, porque son más pacientes y porque están más entrenados. Lo bueno de esto es que nosotros también nos acostumbraremos. 

 

En segundo lugar, para tolerar la incertidumbre (y casi todas las emociones con las que no nos sentimos cómodos) es muy importante no tratar de rehuirla. La incertidumbre va a estar, nos va a acompañar un tiempo, y aunque no la queramos o nos quejemos no va a cambiar. Aceptarla es el paso más importante para tolerarla. 

 

Y en tercer y último lugar, la incertidumbre es algo que debemos entender como una parte del proceso lógica y normal que nos acompaña en algunos momentos. Ahora todos la sentimos a la vez, pero en realidad es parte de la vida de todos.