Mitos del amor romántico

14 de febrero, para muchos día de los enamorados, de las parejas, día para celebrar el amor, para otros, un invento de los comercios, una cita con unos valores con los que no se identifican. Sea como fuere, es un hecho que el amor está, como dice la famosa película” love actually”, en todas partes; lo vemos en las canciones, en las películas, series, libros. En cada cultura, en cada momento histórico, por supuesto, diferente. La idea de amor del 2020 dista mucho de cómo podía ser en el siglo XVI, al igual que incluso en la actualidad no es igual amar en Brasil que en Noruega o en Irán. La idea de amor romántico se va forjando y enraizando a lo largo de la historia de nuestra cultura y los mitos que perduran a lo largo de los años afectan directamente a nuestra forma de amar. ¿Cuáles son algunos de estos mitos?

Hiperidealización del amor

El amor no es lo que da sentido a la vida de todos, ni la última meta, ni lo más maravilloso que pueda darte la vida. El sentido de la vida lo busca uno mismo y depende de sus deseos, tampoco es la última meta, cada uno decide cual quiere que sea su meta, o si tiene metas finales. El amor puede ser maravilloso, pero también lo pueden ser muchas otras cosas, enamorarse y vivir en pareja no es la única manera de ser feliz, porque ser feliz no depende del otro, ser feliz es responsabilidad única y exclusivamente de cada uno.

Amor a primera vista

El amor a primera vista no existe, existe la atracción a primera vista, el amor es algo que se construye con tiempo, esfuerzo y constancia. Decía el famoso escritor Pedro Salinas que el amor es un arte que exige imaginación y esfuerzo cotidiano, y es que, pensar que el amor puede darse en una milésima de segundo cuando cruzas una mirada con alguien es un mito.

Los polos opuestos se atraen

En realidad, las personas suelen congeniar cuando tienen gustos e ideas parecidas, por lo que normalmente nos relacionamos con personas que son más parecidas a nosotros. La búsqueda de una persona muy distinta tiene que ver con la sensación de que uno no es completo y que necesita al otro para complementarse, es decir, otra media naranja para convertirse juntos en una naranja completa. Esta idea es falsa, pero ciertamente a veces resulta más fácil enamorarse de alguien diferente que gestionar las inseguridades y faltas que uno siente, y más aún si uno no es consciente.

Los celos son una demostración de amor

Los celos no son una demostración de amor, sino de inseguridad y control. Y el control, a su vez, es una forma de violencia y de ejercer poder sobre la otra persona. Ser consciente de que estar celoso muchas veces tiene que ver con uno mismo es básico para evaluar cuales son las inseguridades que uno tiene y trabajar para sentirse mejor.

Quien te quiere te hará sufrir

Quien quiere bien a alguien, le respeta, le cuida y le acompaña. Este mito del amor romántico ha hecho mucho daño en la sociedad, muchas personas quedan atrapadas en relaciones que les generan mucho sufrimiento y dolor, seguras de que la otra persona los quiere y que la forma correcta de amar es esa. Ser consciente de que amar no tiene que ser un drama y que no consiste en aguantar sin medida, puede ayudarnos a evaluar si esa relación nos está haciendo bien o no, y a actuar en consecuencia.

 

Recuerda que a pesar de que es relativamente fácil enamorar, aprender a amar no lo es tanto.