Ex Machina

Ex Machina (2015), Alex Garland: En este inteligente film se nos muestra cómo nuestra psique puede llegar a ser tremendamente sensible y vulnerable, cómo nuestros deseos, conscientes e inconscientes, toman parte muchas veces en lo que terminamos creyendo y haciendo.

SPOILER: Realmente, la película es un test de Turing, tanto en sí misma como para el espectador. Este clásico test consiste en averiguar la capacidad de una máquina de imitar el comportamiento humano. Para ello, un humano habla con una máquina sin poder verla y, a través de la conversación, ha de saber discernir si ha hablado con una máquina o con una persona de carne y hueso. En esta película el test es llevado al extremo: en ningún momento se le oculta al humano la naturaleza artificial del androide. Sin embargo, la apariencia de ésta y su capacidad para emular al ser humano hacen que el protagonista caiga totalmente en la trampa, e incluso el espectador también. Un final que no dejará indiferente.

Trailer: