¿Es la esquizofrenia una enfermedad peligrosa?

No es algo nuevo que los medios de comunicación ayuden a aumentar el estigma de la enfermedad mental. En estos últimos días, debido a la reciente noticia de una persona que padece una enfermedad mental y ha cometido un delito, los medios se han llenado de explicaciones simplistas que solo dan lugar a una mayor discriminación de una población ya discriminada y atacada.

Nos vemos en la obligación moral de hablar sobre el tema y aclarar ciertas dudas que a lo mejor pueden aparecer. Entrevistamos al Dr. Héctor Saiz García, psiquiatra legal y forense en tadi.

¿Qué son las psicosis? ¿Qué es la esquizofrenia?

Las psicosis son un tipo de trastorno mental grave, que altera la capacidad mental del individuo (parcial o globalmente) y una de sus características es que existen dificultades para la percibir el mundo externo.

Según la Asociación America de Psiquiatría (APA) es “Trastorno mental importante de origen orgánico o emocional, en el cual la capacidad de una persona para pensar, responder emocionalmente, recordar, comunicar, interpretar la realidad y conducirse de manera apropiada está suficientemente deteriorada como para inferir gravemente con la capacidad para satisfacer las demandas ordinarias de la vida”.

Podemos dividir los síntomas psicóticos en:

– Positivos: delirios (creencias aberrantes sobre la realidad), alucinaciones (auditivas como voces, táctiles como sensaciones corporales, visuales, etc.)…

– Negativos: apatía, abulia, aplanamiento afectivo, aislamiento social

– Cognitivos: merma atención, memoria y funciones ejecutivas

– Desorganizados: alteraciones en el pensamiento y en la conducta.

Se entiende como esquizofrenia la cronicidad en el tiempo de estos síntomas que en un primer momento aparecen en un episodio psicótico. Es un trastorno que habitualmente se acompaña de cierto deterioro en el funcionamiento habitual de la persona que la padece. Si bien este deterioro se puede frenar con las intervenciones psicofarmacológicas y psicoterapéuticas.

¿Son enfermedades peligrosas?

El estigma de las enfermedades mentales en muchas ocasiones se vincula a “no saber qué está ocurriendo o qué pasa por la cabeza de la persona que sufre una psicosis o una desconexión con la realidad”.

Tanto pacientes como familiares comparten su habitual preocupación ante el rechazo que genera el hecho de padecer una psicosis o una esquizofrenia, y el trato que en ocasiones reciben a través de los medios de comunicación.

Si no hay consumo de sustancias, no existe clínica productiva, se recibe el tratamiento psicofarmacológico adecuada y hay adherencia al mismo, el riesgo de violencia es el mismo que el de la población general.

Es decir, no hay más riesgo de agresividad si el trastorno recibe tratamiento, y aún sin tratar el porcentaje de personas con psicosis activas que son violentas es muy bajo.

¿Para quien son peligrosas?

La personas con esquizofrenia no son personas peligrosas. Es más, existe más probabilidades de que se hagan daño a sí mismo que hagan daño a otras personas. Aproximadamente el 10% (cifras según estudios varían) acaban suicidándose y no tomar la medicación y no recibir terapia, multiplica el riesgo de suicidio.

¿Existe tratamiento en casos de peligrosidad?

En aquellos casos en los que existe riesgo para uno mismo o para otros, la legislación permite un internamiento involuntario en un centro hospitalario para tratar el trastorno.

En caso de cometer un delito ¿en qué consisten las medidas de seguridad?

Si se ha demostrado un nexo causal entre un acto delictivo y una enfermedad mental activa que altera la voluntad, en lugar de penas de prisión, la medida judicial podría consistir una medida de seguridad en un centro psiquiátrico para poder así tratar el trastorno subyacente.