El síndrome postvacacional

¿Qué es el síndrome postvacacional?

Lo primero que debemos decir sobre este fenómeno es que se trata de un síndrome no de un trastorno. Hablar de “depresión postvacacional” es una falta de conocimiento y consideración a una de las patologías más estigmatizadas y más comunes en salud mental. Sin embargo, es cierto que si se mantiene en el tiempo puede derivar en un trastorno de ansiedad o depresión.

 

¿Pero entonces, en qué consiste el síndrome postvacacional?

Sencillo, ciertas personas al volver al trabajo después de las vacaciones sufren síntomas físicos y psíquicos, como por ejemplo la falta de apetito o de sueño, cansancio, estrés, tensión muscular, tristeza,desmotivación etc. La vuelta al trabajo no suele ser fácil, casi todos preferimos estar de vacaciones, pero para algunas personas es más difícil aún.

 

¿Con que tiene que ver?

El síndrome postvacacional tiene que ver con el estrés y con cómo uno vive su trabajo. Muchas personas viven esperando el viernes para terminar de trabajar y para ellos el lunes es como subir el everest. Tener una vivencia tan negativa del trabajo fomenta no solo la idealización de las vacaciones, como único periodo de plenitud y paz, sino también con una reincorporación al trabajo muy dura y difícil. Si las vacaciones y los fines de semana son lo único que nos motiva nos pasaremos una gran parte de nuestra vida amargados. Por eso es muy importante buscar actividades que nos produzcan placer durante la semana.

 

¿Qué personas tienen tendencia a padecer esta sintomatología?

Normalmente las personas que padecen este síndrome son personas que tienen muchas dificultades para desconectar, personas que tardan varios días de las vacaciones en dejar a un lado el trabajo. Por otro lado, como hemos mencionado anteriormente, se trata de personas que tienen pensamientos muy negativos respecto al trabajo.

 

¿Cuáles son nuestras recomendaciones?

Trata de tener una vida saludable, es decir, una buena alimentación, haz ejercicio, respeta la higiene del sueño y encárgate de tener un ocio saludable. Además, como ya hemos recomendado, es importante que busques alguna actividad que te produzca placer a lo largo de la semana. Por otra parte, tratar de vivir el trabajo de otra manera es vital para poder no solo disminuir la sintomatología de este síndrome sino también mejorar tu calidad de vida. De todas formas, si la sintomatología perdura y no te encuentras mejor te recomendamos que acudas a donde un profesional.

 

Si quieres saber más sobre el tema, hablar con un experto en directo y poder trasladarle tus dudas te invitamos a las charlas con el experto en Tadi. Este lunes 30 de septiembre, una de las psicólogas de Tadi hablará sobre el tema. Las charlas son gratuitas, para apuntarte solo tienes que llamar al teléfono 944 21 48 00  o pasarte por nuestra secretaria, estamos en Gardoqui, 9 3º izda, Bilbao

 

Muchas gracias por leernos. ¡Comparte este post si te ha parecido interesante!