Cómo cumplir los propósitos de 2020 sin desesperarse en el intento

El 2019 ha acabado, ya hace unos cuantos días, pero a muchos aún se nos escapa escribir 2019 cada vez que tenemos que pensar qué día es. Que un año termine suele dar lugar a hacer una evaluación del mismo y con la evaluación suelen llegar las ganas de que algunas cosas sean diferentes. Este deseo de cambiar, esta ilusión, es muy importante para poder acercarnos más a ser la persona que queremos ser, pero… ¿Cómo podemos hacer para cumplir los propósitos del 2020? Nos llegan muchos chistes respecto al abandono de los propósitos, y si bien es cierto que es importante reírse de uno mismo, este año quizás podamos lograr que sea diferente.

 

El primer consejo que damos desde aquí es uno fundamental: SE REALISTA. Si no has hecho deporte en años a lo mejor plantearte ir a correr todos los días a las 6 a.m. no sea la solución para estar más en forma. Quizás puedas empezar con algo más tranquilo, como darte un par de paseos largos a la semana e ir aumentando la velocidad a la que caminas hasta que termines corriendo. O a lo mejor encuentras a alguna persona que realice alguna actividad a la que te puedas unir.

 

Y aquí viene el segundo consejo: TRATA DE QUE SEA ACOMPAÑADO. Cuando uno se compromete con otra persona tiende a ser más cumplidor que cuando se compromete sólo con uno mismo. Por lo que si puedes acércate a alguien que ya realice lo que tu te propones y acompáñale, o búscate a alguien que tenga el mismo propósito que tú.

 

En tercer lugar, CUENTA A TU ENTORNO TUS PROPÓSITOS. Cuando decimos a los demás cuales son nuestros propósitos, aunque no tengan nada que ver con ellos, creamos una especie de compromiso, necesitamos ser coherentes por lo que tendemos a cumplir más.

 

En cuarto lugar, NO TE RINDAS A LA PRIMERA DE CAMBIO. Es verdad que quizás no vas a poder cumplir tus objetivos al 100% ni al nivel que te gustaría, pero si renuncias a ellos en cuanto ves que no has podido hacerlo perfecto es fácil que no cambies nada. Que lo perfecto no sea enemigo de lo bueno.

 

Y por último pero no menos importante, VE APUNTANDO LOS TRIUNFOS QUE VAS CONSIGUIENDO. Ver cómo uno va a avanzando poco a poco le ayuda a mantenerse motivado, lo que nos empuja a seguir luchando por los cambios.

 

Los hábitos se cambian en 21 días, nosotros confiamos en que puedes lograrlo. ¿Confías tú?