¿Qué es?
Trastorno severo de la conducta alimentaria centrada en episodios de ingesta compulsiva (con aparición de atracones), seguido habitualmente de vómitos autoinducidos, laxantes y /o diuréticos, o ejercicio físico para prevenir el aumento de peso, pues presentan un miedo intenso a engordar.
Puede ser de dos tipos;
– Purgativa cuando se recurre a vómitos, laxantes ó diuréticos.assorty
– No purgativa cuando se emplean conductas compensatorias al atracón, como el ayuno o el ejercicio físico excesivo.

Época de la vida
Suele iniciarse al final de la adolescencia o principio de la vida adulta, y es más común en mujeres.

Síntomas
• El peso suele estar en el margen de lo considerado normal para la edad y talla, pudiendo aparecer en personas con obesidad.
• Pérdida de control de la conducta alimentaria, gobernada por atracones recurrentes caracterizados por la ingesta de alimentos en cantidad superior a la habitual durante un periodo de tiempo corto, con sensación de pérdida de control.
• Ingesta de alimentos de bajo contenido calórico entre los atracones.
• Conductas compensatoria para evitar la ganancia de peso como vómitos autoinducidos, uso de laxantes, diuréticos, ayuno o ejercicio excesivo.
• Distorsión de la imagen corporal.
• Uso de estimulantes o sustancias de abuso para controlar el apetito y el peso.

Cómo se diagnostica
Deben descartarse otros cuadros orgánicos o psíquicos, y no diagnosticarlo cuando el atracón sólo aparece en el transcurso de la Anorexia Nerviosa. 

Pronóstico
La alteración de la conducta alimentaria puede permanecer varios años con curso crónico o intermitente, es decir, remisión de la conducta seguida de atracón.
El tratamiento psicológico de esta mejora su pronóstico de evolución, con una importante disminución de la sintomatología a largo plazo.

Tratamiento
El tratamiento debe ser multidisciplinar para la evolución de todas las áreas afectadas, con una coordinación entre el médico de familia o pediatra, endocrino, psicólogo, psiquiatra y nutricionista
El tratamiento psicológico más empleado en estos casos es el cognitivo-conductual individual o grupal y autoayuda guiada por un profesional. Es adecuado incorporar en algunos casos la intervención familiar.