Beneficios de la relajación

Hoy en día el estrés y las prisas son algo ineludible. El ritmo de vida que llevamos suele ser frenético y, como mínimo, demandante. Por eso, es importante que pongamos todo lo posible de nuestra parte para mantener nuestro bienestar.

Sin embargo, por los motivos mencionados, la tarea no parece fácil. ¿Cómo vamos a dedicar otra parcela de nuestro tiempo a nosotros mismos si ya andamos con prisas para llegar a todas las demás? La relajación es una buena respuesta a esta pregunta. Existen ejercicios de relajación breves a los que dedicándole apenas diez minutos al día pueden mejorar nuestro bienestar. Ante todo se trata de desconectar, de centrarnos en nuestro cuerpo y buscar la calma. Además, existen diferentes variantes, de forma que podemos buscar la que mejor se adapte a nuestra forma de funcionar.

Hoy en día el estrés y las prisas son algo ineludible. El ritmo de vida que llevamos suele ser frenético y, como mínimo, demandante. Por eso, es importante que pongamos todo lo posible de nuestra parte para mantener nuestro bienestar. Sin embargo, por los motivos mencionados, la tarea no parece fácil. ¿Cómo vamos a dedicar otra parcela de nuestro tiempo a nosotros mismos si ya andamos con prisas para llegar a todas las demás? La relajación es una buena respuesta a esta pregunta. Existen ejercicios de relajación breves a los que dedicándole apenas diez minutos al día pueden mejorar nuestro bienestar. Ante todo se trata de desconectar, de centrarnos en nuestro cuerpo y buscar la calma. Además, existen diferentes variantes, de forma que podemos buscar la que mejor se adapte a nuestra forma de funcionar. La relajación propicia entrar en un estado de tranquilidad y desconectar del ajetreo del día. Practicarlo antes de ir a la cama para descansar mejor o al llegar a casa para entrar en un estado más calmado puede ser una buena idea. Además, nos ayuda a hacerle frente al estrés y a aprender sobre nuestro propio cuerpo: cuáles son las zonas en las que acumulamos más tensión o cuál es la mejor manera de relajarnos para nosotros, por ejemplo. Así, en Tadi ofrecemos sesiones en las que se aprenden cuatro técnicas de relajación diferentes, además de técnicas de respiración. A través de este taller, podremos explorar cómo hacer una relajación correctamente, cuál es la más adecuada para nosotros y todos los beneficios que ofrece.

La relajación propicia entrar en un estado de tranquilidad y desconectar del ajetreo del día. Practicarlo antes de ir a la cama para descansar mejor o al llegar a casa para entrar en un estado más calmado puede ser una buena idea. Además, nos ayuda a hacerle frente al estrés y a aprender sobre nuestro propio cuerpo: cuáles son las zonas en las que acumulamos más tensión o cuál es la mejor manera de relajarnos para nosotros, por ejemplo.

Así, en Tadi ofrecemos sesiones en las que se aprenden cuatro técnicas de relajación diferentes, además de técnicas de respiración. A través de este taller, podremos explorar cómo hacer una relajación correctamente, cuál es la más adecuada para nosotros y todos los beneficios que ofrece.