Comportamiento asertivo

 

El comportamiento asertivo es aquel que indica la expresión directa de los propios sentimientos, necesidades, derechos legítimos u opiniones, sin amenazar a los demás y sin violar los derechos de esas personas. Es decir, expresar lo deseado de manera adecuada, a la persona indicada y en el momento acertado.

Sabemos que la comunicación tiene que ver con hablar, pero es mucho más que hablar. Hay algunas personas afortunadas que saben de forma natural cómo comunicarse bien con los demás. Sin embargo, la mayoría de las personas debemos aprender estas habilidades. Afortunadamente se trata de algo que puede aprenderse.

La persona no-asertiva no defiende los derechos e intereses personales. Respeta a los demás, pero no a sí mismo. La persona agresiva defiende en exceso los derechos e intereses personales, sin tener en cuenta los de los demás: a veces, no los tiene realmente en cuenta, otras, carece de habilidades para afrontar ciertas situaciones. Muy común es también el estilo pasivo-agresivo: la persona callada y no asertiva en su comportamiento externo, pero con grandes dosis de resentimiento en sus pensamientos y creencias. Al no dominar una forma asertiva o agresiva para expresar estos sentimientos, las personas pasivo-agresivas utilizan métodos sutiles e indirectos: ironías, sarcasmos, indirectas, etc.

Tipos de respuesta asertiva

ASERTIVIDAD POSITIVA: Expresión adecuada de lo bueno y valioso que se ve en las otras personas.

RESPUESTA ASERTIVA ELEMENTAL: Expresión llana y simple de los propios intereses y derechos.

RESPUESTA ASERTIVA CON CONOCIMIENTO (O ASERTIVIDAD EMPÁTICA): Planteamiento inicial que transmite el reconocimiento hacia la otra persona y un planteamiento posterior sobre nuestros derechos e intereses.

RESPUESTA ASERTIVA ASCENDENTE (O ASERTIVIDAD ESCALONADA): Elevación gradual de la firmeza de la respuesta asertiva.

ASERTIVIDAD SUBJETIVA: Descripción, sin condenar, del comportamiento del otro. Descripción objetiva del efecto del comportamiento del otro. Descripción de los propios sentimientos. Expresión de lo que se quiere del otro.

RESPUESTA ASERTIVA FRENTE A LA NO-ASERTIVIDAD O LA AGRESIVIDAD: Hacerle ver a la otra persona cómo se está comportando. Mostrarle cómo podría comportarse asertivamente.

Con cada paciente se conseguirán diferentes metas dependiendo de su momento de desarrollo.

ESTILOS DE COMPORTAMIENTO

No asertivo Asertivo Agresivo
Demasiado poco, demasiado tarde. Lo suficiente de las conductas apropiadas en el momento correcto. Demasiado, demasiado pronto. Demasiado, demasiado tarde.
Conducta no verbal Conducta no verbal Conducta no verbal
Ojos que miran hacia abajo; voz baja; vacilaciones; gestos desvalidos; negando importancia  a la situación; postura hundida; puede evitar totalmente la situación; se retuerce las manos; tono vacilante o de queja; risitas “falsas”. Contacto ocular directo;  nivel de voz conversacional; habla fluida; gestos firmes;  postura erecta; mensajes en primera persona; honesto/a; verbalizaciones positivas; respuestas directas a la situación ; manos sueltas. Mirada fija; voz alta; habla fluida/rápida; enfrentamiento; gestos de amenaza; postura intimidatoria; deshonesto/a; mensajes impersonales.
Conducta verbal Conducta verbal Conducta verbal
“Quizás”; “supongo”;
“ me pregunto si podríamos”;
“te importaría mucho”; “solamente”;
“ no crees que”; “eh”; “ bueno”; “realmente no es importante”;
“no te molestes”.
“Pienso”; “siento”; “quiero”; “ hagamos”; “¿Cómo podemos resolver esto?”; “¿Qué piensas?”; “¿ Qué te parece?”. “ Harías mejor en”; “ Haz”; “ Ten cuidado”; “ Debes esta bromeando”; “ Si no lo haces…”; “ No sabes”; “ Deberías”; “ Mal”.
Efectos Efectos Efectos

Conflictos interpersonales

Depresión Desamparo Imagen pobre de uno mismo Se hace daño a sí mismo Pierde oportunidades Tensión Se  siente sin control Soledad No se gusta a si mismo ni les gusta a los demás Se siente enfadado

Resuelve los problemas

Se siente a gusto con los demás Se siente satisfecho Se siente a gusto consigo mismo Relajado Se siente con control Crea y fabrica la mayoría de las oportunidades Se gusta a si mismo y a los demás Es bueno para sí y para los demás

Conflictos interpersonales

Culpa

Frustración Imagen pobre de sí mismo Hace daño a los demás Pierde oportunidades Tensión Se siente sin control Soledad No le gustan los demás Se siente enfadado

LISTA DE DERECHOS ASERTIVOS

1.- Derecho a juzgar nuestro propio comportamiento, nuestros pensamientos y nuestras emociones y a tomar la responsabilidad de su iniciación y de sus consecuencias.

2.- Derecho a no dar razones o excusas para justificar nuestro comportamiento.

3.- Derecho a juzgar si nos incumbe la responsabilidad de encontrar soluciones para los problemas de otras personas.

4.- Derecho a cambiar de parecer.

5.- Derecho a cometer errores… y a ser responsables de ellos.

6.- Derecho a decir “no lo sé”

7.- Derecho a ser independiente de la buena voluntad de los demás antes de enfrentarnos a ellos.

8.- Derecho a tomar decisiones ajenas a la lógica.

9.- Derecho a decir “no lo entiendo”.

10.- Derecho a decir “no me importa”.

11.- Derecho a decir “no” sin sentirme culpable.

12.- Derecho a hacer lo que me hace feliz, siempre que no atente contra los derechos de los otros.

13.- Derecho a pedir ayuda o apoyo emocional.

14.- Derecho a sentirme enfadado/a.

15.- Derecho a sentirme confundido/a.

16.- Derecho a ignorar los consejos de los demás.

17.- Derecho a no preocuparme.

18.- Derecho a no dar explicaciones de mi conducta.

19.- Derecho a que mis necesidades sean respetadas.

20.- Derecho a estar solo, aún cuando los demás deseen mi compañía.

21.- Derecho a detenerme y pensar antes de actuar.

22.- Derecho a estar en desacuerdo.

23.- Derecho a ser débil.

24.- Derecho a llorar.

25.- Derecho a sentir temor y decir “tengo miedo”.

26.- Derecho a no gustar a todo el mundo.

27.- Derecho a que me den por lo que pago.

28.- Derecho a pedir lo que quiera, sabiendo que puede ser rechazada mi petición.

29.- Derecho a ser escuchado/a; el derecho a ser tomado/a en serio.

30.- Derecho a establecer mis prioridades.

31.- Derecho a mi intimidad.

32.- Derecho a pedir ayuda de los profesionales.

33.- Derecho a irme si quiero.

34.- Derecho a no ser activo/a.

35.- Derecho a expresar mis sentimiento, positivos o negativos.

36.- Derecho a no ser perfecto/a.

37.- Derecho a no ser responsable de los problemas, acciones, sentimientos o comportamientos de otros.

38.- Derecho a esperar honestidad de los demás.

39.- Derecho a enfadarme con la persona que amo.

40.- Derecho a ser yo mismo.

41.- Derecho a mis necesidades personales de espacio y tiempo.

42.- Derecho a ser juguetón/a o frívolo/a.

43.- Derecho a hacer amigos.

42.- Derecho a cambiar y crecer.

43.- Derecho a ser feliz.

TECNICAS ASERTIVAS

2.1 Disco rayado: Consiste en que repitas una y otra vez lo que tú quieres, hasta que la persona que intente manipularte  desiste por imposible.

Ejemplo: Un  amigo te invita a que consumas droga y ante sus sucesivos intentos por convencerte, tu repites una y otra vez: “No quiero, gracias”.

2.2 Compromiso viable: Consiste en tratar de llegar a un acuerdo sin que tú ni la otra persona perdáis nada, y llegando a un entendimiento con una solución positiva.

Ejemplo: Un hermano te pide tus pantalones vaqueros, y sin entrar a discutir, propones una solución viable y que satisfaga  a los dos: acordáis que tú le dejaras los pantalones si él se encarga de lavarlos y no estropearlos, y a cambio él te dejará sus playeras cuidando tú también de no estropearlas.

2.3 Auto-revelación: Consiste en que digas a la/s otra persona lo que piensas y sientes sobre algo de lo que estáis hablando.

Ejemplo: Un amigo te pide que entres a robar con él a unos grandes almacenes, y tú contestas ante sus peticiones insistentes:” No, no quiero. Hacer eso haría que me sintiese mal”.

2.4 Aserción negativa: Consiste en que admitas tus fallos e imperfecciones, sin avergonzarte en absoluto. Se utiliza en situaciones en que  crítico y criticado admiten que éste último se equivocó o ha fallado en algo.

Ejemplo: Un compañero de clase se mete contigo porque no has sabido contestar a una pregunta que te hizo el profesor. Tú sin inmutarte, contestas: “Tienes razón, mira que soy ignorante”.

2.5 Interrogación negativa: Se trata de que hagas preguntas a la persona que te critica, explorando esas críticas (aquí no sólo aceptas, como en la aserción negativa, sino que exploras y te interesas por esa crítica).

Ejemplo: Ante el insulto del ejemplo anterior tú le respondes: “¿Qué tiene de imbécil el hecho de no saber contestar a una pregunta?”.

2.6 Banco de niebla: Consiste en que admites la posibilidad o la  certeza de una crítica, cuando alguien intenta manipularte, sin entrar en discusiones acaloradas y sin incomodarte en absoluto.

Ejemplo: Un compañero critica tu forma de andar, diciéndote que andas “como si fueras un pato”, tú sin entrar en su juego, contestas: “Es posible que tengas razón”.

ESTILO ATRIBUCIONAL Y ASERTIVIDAD

1. Atribuciones situacionales
Las explicaciones que nos damos a nosotros mismos, y a veces a los demás, acerca de por qué ocurren determinados sucesos en nuestra vida, constituyen lo que se denomina atribuciones. Las atribuciones tienen un efecto directo sobre nuestros sentimientos y nuestra conducta. Una atribución insatisfactoria nos hará sentirnos mal, mientras que una atribución racional y positiva provocará reacciones emocionales de bienestar y autoafirmación. Existen diferentes tipos de atribuciones y podemos elegir entre cualquiera de ellas, aunque no siempre lo hacemos. A veces determinados problemas psicológicos nos inducen a introducir un sesgo negativo en las explicaciones que damos a los hechos, es decir, hacemos sistemáticamente atribuciones que dañan nuestra autoestima. Este es el caso de las personas con problemas de asertividad. Su estilo atribucional tiene un contenido marcadamente punitivo cuando se refieren a sí mismos, con tendencia a atribuir cualquier acontecimiento favorable a factores siempre externos y transitorios.

1.1 Atribuciones globales: La explicación de un hecho concreto se generaliza a otros hechos o situaciones de la vida de cada uno.

1.2 Atribuciones específicas: No establecen ninguna conexión entre la causalidad de un hecho o situación concreta y otros hechos o situaciones de la vida cotidiana.

1.3 Atribuciones temporales:
1.3.1  Atribuciones estables: la causa de lo que sucede se percibe como inmutable.
1.3.2 Atribuciones inestables: la causa se interpreta como una explicación “hoy ahora”, no se relaciona con ningún otro espacio temporal, ni pasado ni futuro.

2. Locus de Control
Según dónde situemos el control de nuestras atribuciones, éstas pueden ser:
– Atribuciones internas: la causa de lo que acontece se sitúa en la propia persona que lo interpreta
– Atribuciones externas: la causa o explicación de un hecho se localiza fuera de la persona que lo vive, la cual no ejerce ningún control sobre la propia situación.

Existe en cada uno de nosotros una tendencia a usar un tipo determinado de atribuciones, y esto constituye lo que se denomina estilo atribucional. Las personas con problemas de asertividad suelen desarrollar el siguiente estilo atribucional:

a) En situaciones o acontecimientos positivos: atribuciones externas, específicas e inestables.

b) En situaciones negativas: atribuciones internas, globales y estables.

TAREAS PARA CASA

  1. Elaborar una lista individual de derechos personales. Elegir cada día uno y llevarlo a la práctica, indicar las ventajas e inconvenientes encontrados.
  1. Listado de situaciones problema a las que se hayan enfrentado (presente, pasado), indicar qué hiciste y qué te hubiera gustado haber hecho.
Situación ¿Qué hice yo? ¿Qué podía haber hecho?